¿Por cuánto tiempo estás por acá?

Tanto tiempo que he estado fuera de Inglaterra que –al igual que nadie creía que me iba del Perú- parece que nadie me cree que realmente haya vuelto. Entonces, una de las preguntas más frecuentes es “¿por cuánto tiempo estás por acá?”. Es entendible, tomando en cuenta que estuve trabajando en una organización de derechos humanos en el Perú y que voy a estudiar una maestría de derechos humanos.  

De todas maneras, no es tan fácil responderla. No puedo decir que he vuelto “para siempre”, porque eso suena demasiado definitiva. Tampoco puedo decir que he vuelto “por ahora” porque eso no expresa la intencionalidad con la cual regresé. Además, tengo todas mis pertenencias acá, las cuales se encuentran dentro de sus doce cajas en el cobertizo en el (pequeño) jardín de mis padres, pero es otra historia.

Entonces, la respuesta que doy es que he vuelto para estudiar una maestría por doce meses y que sinceramente no sé qué vendrá después, pero en ello no me preocupa por ahora. Dios siempre ha sido fiel y siempre me ha mostrado el próximo paso, a veces con anticipación, a veces al último momento.

Luego vienen las demás preguntas…

¿Seguramente tu mamá está feliz tenerte de nuevo en casa?

Claro que sí.

¿Es extraño estar de nuevo después de tanto tiempo?

Durante las semanas antes de salir del Perú me acuerdo que, al explicar que me iba a salir dentro de un mes, dentro de una semana, el martes en la noche, mañana…sentí que estaba hablando de una realidad que no fuera la mía. Sentí como un espectador de mi propia vida, la que estuvo desarrollándose sin que yo fuera partícipe. Aún tengo esa sensación después de haber estado casi un mes en Inglaterra.

Por un lado todo es normal. Me he rencontrado con mis amigos, con los lugares que conozco, con la comida, etc., estoy intentando entender la nueva coyuntura política, he ido a la oficina donde trabajaba antes, me estoy involucrando en la iglesia donde asistía, etc. No he tenido una reacción negativa hacia la cultura inglesa, y siento que me muevo sin problemas dentro de ella, además he aprendido a celebrarla más y más siendo fuera del país.

Por otro lado sí es extraño. Siento como si estuviera en el limbo, y dado que desde hace un par de años el limbo no existe, eso tiene la potencial de llevarme a una crisis existencial. Todavía siento que soy espectador de mi propia vida, que mis sentidos no son tan agudos por ahora. Los sabios en la materia dicen que todo eso es normal, que es una reacción de autoprotección para ayudarnos a convivir con el cambio.   

Es un tiempo de espera, de preparación, para procesar los últimos años, es un cambio drástico a la vida de activismo del Perú. Estoy disfrutando el tiempo libre que tengo, el tiempo para caminar, para viajar en bus, de leer y pasar tiempo con Dios, de no tener apuro. Pero al mismo tiempo viene la tentación de querer hacer algo “útil”, de meterme de lleno en la vida acá, de no tomar el tiempo necesario de descansar y procesar…

¿Extrañas al Perú?

Algunas veces más que otras, y la ironía es que extraño más a la gente cuando recibo sus noticias. Al recibir las noticias de Bagua, me conmovió pero al mismo tiempo me sentí tan lejos, apenas dos de días después de mi salida del Perú. Al recibir noticias del entierro de Putis planificado para el otro mes, soñé en estar allí. Al pensar en las celebraciones, los matrimonios y las reuniones que voy a perder, los partidos de fulbito, los amigos por todas partes del Perú y en otras partes de América Latina, como Ecuador, Argentina y Uruguay, me siento una nostalgia. Pero dentro de todo el sentido de inmensa gratitud es lo que prima.

Sin embargo, hay unas cosas que no extraño. Al escuchar del frio de Lima, me quedo con el sol y la lluvia de Londres. Estoy muy agradecido por el sistema de buses que tenemos acá, y por la posibilidad de andar en bicicleta por toda la ciudad, sin temer (tanto) mi vida.

¿Has comido mono otra vez?

Por medio de sus preguntas, hay las personas que buscan mostrarme que realmente han leído las cartas que he enviado cada dos o tres meses durante los últimos seis años, al mismo tiempo disculpándose por no haberme contestado. Para probar su fidelidad como lector, hacen alguna referencia a las historias allí, por ejemplo indagan sí he comido sopa de mono de nuevo o me preguntan cómo van los avances con la fábrica de cemento en Segunda Jerusalén.

En cambio, yo simplemente tengo que confesar que no me acuerdo cuántos hijos tienen, menos sus nombres y edades, entonces pido una ayuda memoria para facilitar mi reintegración. Pienso que hay cierta justificación por nunca haberlos visto, pero no sé por cuánto tiempo puedo esconderme detrás de mis años de ausencia…

Siento que te conozco

El domingo pasado llegué temprano a la iglesia y me puse a conversar con alguien que también ha estado fuera del país por varios años y estuvo de visita no más. Es la primera vez que hemos conversado y me explicó en detalle lo que está haciendo y luego me confesó: “siento que te conozco y sé lo que has estado haciendo porque he visto tu foto en el periódico mural y he leído lo que has escrito, entonces no tengo que preguntarte nada.”

Queda por sentado que no intercambiamos correos electrónicos al terminar el culto.

24 de julio del 2009

Etiquetas: , , , ,

5 comentarios to “¿Por cuánto tiempo estás por acá?”

  1. Graciela de Celis Says:

    Gracias Grahan por compartir tus vivencias y tus sentimientos. Eso nos hace sentirte cerca.
    En el Encuetnro de la REd Miqueas sobre cambio climático, sentíamos que hacían falta tus aportes. Te extrañamos.
    Un abrazo
    GACHI

  2. Rubén Says:

    Siempre es complicado cambiar de ambiente y me imagino que más cuando los temas culturales son otros; la ventaja es que tú ya los conoces pero que poco a poco te “aclimatarás” – como le decimos en Perú. Muchos saludos y también te recordamos con mucha nostalgia por las cosas que nos enseñaste.

  3. nostálgicas Says:

    Nosotras, por eso, nunca llegamos temprano a la Iglesia.
    Te extrañamos!!!

  4. Noemí Says:

    Hey, Graham, que bien saber de ti, wow, son “gajes del oficio” todo lo que estás pasando ahora.
    Cuando escucho hablar de cambios, hum, es justo lo que cada día experimentamos en nuestro trabajo con Cristóbal y con el grupo de jóvenes misioneros que lideramos ahora, sobre todo con los extranjeros.
    Hay días que se quieren ir y otros días quieren vivir para siempre en el Perú, un día odian el arroz y otro día adoran el plátano. Unos se quejan de muy poca comida y otros se quejan de mucha comida, ya podrás imaginar quien es quien.
    Cada día tienen ocurrencias diferentes, Cristóbal tiene menos pelo cada vez con tantos hijos que tenemos ahora, ja, ja. Pero Dios nos ha bendecido mucho y creo que estos chicos no serán los mismos cuando regresen a su país.
    Yo no termino de acostumbrarme en Iquitos y todavía no entiendo por qué, pero oro al respecto.
    Estuve dictando un curso hace dos semanas y mencioné tu experiencia en el Perú con una cultura diferente, ups no te pedí permiso… pero sí te di los créditos correspondientes como autor, ja, ja.
    Creo que no te conté que estoy embarazada, de 12 semanas, y justo ahora Cristóbal está con el grupo por 4 días recorriendo el Amazonas en un viaje misionero, pero yo no pude ir por mi estado.
    Siempre te recordamos y hemos orado por ti.
    El Señor te bendiga amigo, y ánimo

  5. Marino Says:

    casi todas las preguntas son relevantes a mi situación…o sea, también me preguntan, cuando regresas? tu mama estará alegre? que extrañas del Perú? si has encontrado enamorada en Perú?que has hecho en el Perú? y bueno ya son mas que dos meses que estoy aquí en Norwalk, California, y la gente ya no preguntan tanto como en el principio, seguro que a ti también ya minoro, las preguntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: